Estudio en Escarlata librería
Última actualización: 15 de diciembre de 2018

busqueda avanzada

página anteriorpágina principalcontactar

Bester, Alfred

Alfred Bester nació en Nueva York en 1913. Cursó sus estudios en la Universidad de Pensilvania y publicó sus primeros relatos en Thrilling Wonder Stories a principios de los cuarenta. A continuación hizo carrera de guionista para cómics, radio y televisión, incluyendo seriales como Superman, Batman, Nick Carter, Charlie Chan, Tom Corbett y La Sombra. En los cincuenta regresó a la ciencia ficción y publicó diversos relatos y dos de las novelas más destacadas de la época, El hombre demolido y Las estrellas mi destino, y también una novela policíaca de inspiración autobiográfica sobre el mundo de la televisión, Carrera de ratas. A finales de los cincuenta empezó a trabajar para la revista Holiday, de la que pasó a ser director hasta su cierre en los años setenta. Después de ese periodo, regresó al género con obras como Computer Connection, Golem100 y Los impostores. Vivió durante toda su vida en Nueva York y murió en Pensilvania en 1987, mismo año en que le fue concedido el premio como Gran Maestro por la sf&fwa, la asociación americana de autores. Después de su muerte se encontró el manuscrito de una novela policíaca inédita y, más recientemente, otra inacabada, que fue completado para su publicación por Roger Zelazny.





Crímenes a la francesa
(VV. AA)

Esta antología de relatos que podríamos calificar de criminales, detectivescos, policiacos, de suspense, de enigma y misterio, abarca prácticamente algo más de un siglo, sin pretensiones de exhaustividad, dado el volumen de



Vampiros... y más que vampiros (una antología de horror y sangre)
(VV. AA)

El vampiro siempre ha estado entre nosotros. Desde los súcubos, lamias y sirenas de la antigüedad (como las que acechan en La muerte de Ilalotha o Los habitantes de la Isleta Middle),



El joven Moriarty y la ciudad de las nubes
(Rhei, Sofia)

James Moriarty no tiene más remedio que ir a un internado: todo el ingenio del mundo no sirve de nada contra su malvada madrastra. El nuevo colegio es una pesadilla, pero James