Estudio en Escarlata librería
Última actualización: 25 de abril de 2019

busqueda avanzada

página anteriorpágina principalcontactar

A ciegas

Malerman, Josh

ISBN: 978-84-450-0591-0
16,00 €

Materia: Terror
Editorial: Minotauro
Idioma: Castellano
Nº Edición: 1
Fecha de edición: 11-2018
Encuadernacion: Rústica
Tamaño: 23 x 15 cm.
256 páginas

NO ABRAS LOS OJOS. Hay algo ahí fuera. Algo espantoso, que hace que la gente enloquezca y se suicide ante su sola visión. Nadie sabe qué es ni de dónde viene.

Cinco años después de que diera comienzo la pesadilla, los pocos supervivientes que quedan viven refugiados en el interior de casas y edificios, protegidos por puertas cerradas y ventanas con las cortinas echadas. Malorie, que ha conseguido sobrevivir en una casa abandonada junto a sus dos hijos, decide abandonar la seguridad de su refugio para emprender un viaje por el río hacia un lugar mejor. En esta peligrosa odisea a ciegas, Malorie sólo podrá confiar en su instinto y en el entrenado oído de los niños, que no tardarán en descubrir que algo los sigue.

Pero, ¿qué es? Inmersa en la oscuridad, rodeada de sonidos, familiares unos, estremecedores otros, Malorie se embarca en una tremenda odisea; un viaje que le llevará a un mundo sin visión y de vuelta a su pasado. En un mundo que ha enloquecido, ¿se puede confiar en alguien?

Netflix se ha basado en esta historia para su nueva película Bird Box, protagonizada por Sarah Paulson y Sandra Bullock. (estreno 21/12/2018).

¿Quieres comentar este libro?



Lukundoo y otros relatos extraños y terroríficos
(White, Edward Lucas)

Edward Lucas White nació en Bergen (New Jersey) en 1866 y desde muy joven mostró una gran pasión por la Historia, especialmente la de la antigua Roma. Se graduó con honores en



Un dios de paredes hambrientas
(Cook, Garrett)

Entre estas paredes soy Dios.
Siempre he estado aquí y siempre existiré. Entre estas paredes tengo total control de lo que ves, lo que sientes y lo que piensas. Transformo la realidad según



Zombi
(Oates, Joyce Carol)

Quentin es arrestado por agresión sexual a un menor; sin embargo, y aunque su sentencia queda suspendida, debe visitar regularmente a su agente de la condicional y a su psiquiatra, además de