Estudio en Escarlata librería
Última actualización: 26 de abril de 2017

busqueda avanzada

página anteriorpágina principalcontactar

Amour Dure

Lee, Vernon

ISBN: 978-84-933656-3-9
21,00 €

Materia: Terror
Editorial: Reino de Redonda
Traductor: Iriarte, Antonio
Prologuista: Marías, Javier
Edición de: Iriarte, Antonio
Idioma: Castellano
Nº Edición: 1
Fecha de edición: 06-2007
Encuadernacion: Tapa dura
Tamaño: 23 x 15 cm.
281 páginas

Otros libros de Lee, Vernon

"La única persona inteligente del lugar es Vernon Lee. Lo hace a uno avergonzarse menos de la estúpida raza inglesa" Henry James. Lo sobrenatural, si es que ha de suscitar esas sensaciones terribles para nuestros antepasados y terribles aunque deliciosas para nosotros, su escéptica posteridad, debe necesariamente -y salvo contadas excepciones- permanecer envuelto en el misterio. El Pasado más o menos remoto, del que la distancia acaba por borrar limpiamente la prosa: ese es el lugar del que tenemos que traer a nuestros fantasmas. De hecho, nosotros mismos, gentes educadas de los tiempos modernos, no vivimos sino en las fronteras del Pasado, en casas con vistas a los vergeles de los trovadores y a los patios porticados de los griegos; y una legión de fantasmas, muy imprecisos y cambiantes, van y vienen perpetuamente, trayendo y llevando para nosotros, del Pasado al Presente."

Del Prefacio de la autora

¿Quieres comentar este libro?



eYOs
(Cámara, Fernando)

Una joven pareja de vacaciones en una cala que no aparece ni en los GPS. Una madre recorre obsesivamente la ciudad para encontrar al ciclista que atropelló a su hijo. Una viuda



Novísimo Algazife o Libro de las Postrimerías, El
(Llopis, Rafael)

Los alzifes de nuestro siglo XVII fueron resúmenes populares y muy a menudo groseras adulteraciones de Al Azif, de Abdul Yasar al Hazrid, famoso tratado esotérico considerado como resumen y paradigma de



Quién anda ahí... Los mejores relatos de fantasmas aparecidos en Valdemar
(VV. AA)

Los fantasmas, los espectros o aparecidos, los muertos que no encuentran la paz en sus tumbas y regresan al mundo de los vivos, han poblado desde siempre nuestras peores pesadillas. Pero es